,

10 años en el Tour, toda una vida

En diez años pueden pasar infinidad de cosas. Puedes cambiar de casa, de pareja, de coche, de trabajo…y varias veces además .Aunque el recuerdo permanezca cercano, el paso de una década implica multitud de situaciones y recuerdos. Hace diez años por ejemplo un joven Alberto Contador resultaba vencedor del Tour de Francia en las filas del Discovery Channel. Lo hizo cimentando su triunfo en la etapa de Plateau de Beille, su primera etapa en el Tour, y tras el abandono forzado del danés de Rabobank Michael Rassmussen, por una serie de irregularidades tristemente relacionadas con el dopaje. Además resistió con entereza en la contrarreloj final en Angouleme. En esta edición de 2017 a la vista está tras sus resultados en las primeras etapas montañosas que el ciclista de Pinto no va a repetir la hazaña, y una década después, salvo milagro o hecatombe de sus rivales, no estará en lo más alto del podio de los Campos Eliseos parisinos. Es difícil mantenerse al más alto nivel tantos años después y tener la oportunidad de disputar con garantías de victoria una prueba del nivel del Tour de Francia, probablemente la más exigente en cuanto a ciclismo en carretera se refiere. Existe un caso único en la historia de este deporte en haber conseguido el triunfo en el Tour de Francia diez años después de su primer triunfo, obviamente es uno de los mas grandes de todos los tiempos tanto dentro como fuera de la carretera, estamos hablando del italiano Gino Bartali.

El mítico corredor nacido muy cerca de la monumental Florencia, tuvo la desgracia de vivir la Segunda Guerra Mundial en plenitud de su carrera deportiva, siendo famosa mucho tiempo después su labor en ayuda de los judíos perseguidos haciendo valer su imagen de estrella nacional ante los controles militares. Su primer triunfo tuvo lugar en la edición de 1938 por delante del belga Felicien Vervaecke, además de una prestigiosa victoria de etapa en la ciudad alpina de Briançon. Más de dieciocho minutos fue la diferencia entre el primer y segundo clasificado de aquel Tour de Francia. Tuvo que pasar una terrible guerra que asoló a medio mundo y con especial crudeza a determinadas partes de Europa como la propia Francia, para restablecer la vida de sus ciudadanos y con ellos los propios eventos deportivos, por supuesto el Tour de Francia era uno de los más esperados. En 1948 ya era sabida la rivalidad entre el Fausto Coppi y Gino Bartali, dos figuras incuestionables en la historia del deporte italiano. En aquella ocasión Gino Bartali se presentaba en la salida del Tour de Francia en Paris con la intención de repetir su gesta de hacia una década, y lo cumplió con creces. Fue un dominio absoluto del corredor transalpino que se impuso en nada menos que en siete etapas y vistió durante nueve días el maillot amarillo de líder de la carrera. Como dato resaltar que esta misma hazaña de vencer con diez años de diferencia también la repitió en el Giro de Italia entre 1936 y 1946 con la Segunda Guerra Mundial otra vez como obstáculo. Por si fuera poco su compatriota y rival Fausto Coppi triunfó en el Giro de Italia con nada menos que trece años de diferencia entre las dos victorias, con su primera Corsa Rosa en 1940 y la última en 1953.

En la actualidad sin contar el ya reseñado caso de Alberto Contador, mirando las clasificaciones es difícil recordar muchos corredores que con diez años de diferencia hayan optado a la victoria o a una buena actuación en una carrera como el Tour de Francia, caso aparte es el incombustible Alejandro Valverde. Recientemente estuvo el caso del americano Lance Armstrong, que obtuvo su primera victoria (luego retirada) en la edición de 1999 y teniendo su tercer regreso al ciclismo profesional en la temporada 2009 en la que solo pudo quedar tercero en el podio de Paris.

Alberto Díaz Caballero

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *