, ,

Coppi o Bartali: elige al ganador del Giro 2017

Os presentamos nuestro primer Coppi o Bartali múltiple, en este caso os preguntamos por el ganador del próximo Giro de Italia, entre los favoritos elegidos por nuestros redactores: Nairo Quintana, Vincezo Nibali o Steven Kruijswijk. También os presentamos a otros candidatos y os damos la opción de votar por ellos.


NAIRO QUINTANA

En la actualidad, no estando Chris Froome en la línea de salida, el colombiano de Movistar Nairo Quintana es el gran favorito a ganar una ronda de tres semanas. Lo es, por tanto, también en este Giro 2017. Esto de entrada.

Lo que hay esclarecer ahora es cómo va afrontar Nairo esta edición centenaria del Giro. Es  el quid de la cuestión. A finales del Tour 2016 corrió una opinión de que Quintana necesitaba más kilómetros para llegar con garantías al Tour. Pudiera ser este el objetivo. O el de intentar ganar una ronda grande de entrada para así justificar la temporada y ganar confianza independientemente de lo que suceda en el Tour. Está claro que la decisión de correr el Giro es, en este momento, ir contra corriente en la teoría mayoritaria de que la ronda transalpina desgasta demasiado para luego afrontar el Tour. En mi opinión, un Nairo preparando el Tour, también es capaz de ganar esta edición del Giro. Antes de marchar a Colombia, Quintana ganó con extraordinaria facilidad en Valencia y Tirreno. A su regreso no ha ganado en Asturias pero tampoco podemos sacar excesivas conclusiones sobre eso.

Otro aspecto a considerar son las estrategias de marketing de la multinacional Movistar que tanto suelen condicionar la actuación en la carretera de los ciclistas de azul. Unas estrategias que escapan a la mera consideración deportiva pero que deben ser tenidas en cuenta sobre cómo se afrontan las carreras en esa formación.

Raul Ansó


VINCENZO NIBALI

El mayor talento italiano de los últimos diez años tiene que estar en la terna de los principales favoritos para la centenaria edición de la ronda italiana. Toda Italia llevaba años esperando un duelo como el que nos iban a ofrecer Nibali y Aru hasta que el último se lesionó en plena preparación del Giro toda vez que ahora sí era el claro líder de Astana.

De un plumazo el Giro perdía a uno de sus favoritos y el duelo entre los otrora compañeros, ahora rivales, tendrá que esperar… Con todo, a Vincenzo se le va a exigir acabar arriba  y es uno de los favoritos a vestir la maglia rosa. No está Aru, de acuerdo, pero sí Quintana, Geraint Thomas, Dumolin, Landa o Kruisjwijk, entre otros.

El ser vencedor en la edición número cien del Giro es un prestigio y honor que el “Tiburón” de Mesina no quiere perderse. No sólo defiende el título del año pasado, no sólo sería su tercer Giro. Nibali es un corredor de raza, tiene hambre y en Bahrain han apostado por él. La caída en los Juegos Olímpicos cuando apuntaba al oro aún duele en el amor propio del ciclista siciliano. Sólo el Tour de Croacia esta temporada no basta para el antiguo hombre de Astana, que buscará en este Giro honrar al que fue su lugarteniente los últimos años en el equipo kazajo; Michele Scarponi fue un pilar para Nibali tanto dentro como fuera de la carretera, y honrar a su amigo y coequipier con una  nueva maglia rosa, sin duda estará en la cabeza de muchos corredores, pero sobre todo de Vincenzo Nibali.

Sergio Andres


STEVEN KRUIJSWIJK

Corría el 27 de mayo del año pasado cuando un holandés de apellido impronunciable caminaba firme, con el rosa de líder del Giro de Italia a la espalda, hacia la gloria del podio en la ciudad de Turín. Steven Kruijswijk tenía toda las papeletas para vencer un Giro de 2016 en el que hasta ese momento ni el “Tiburón” Nibali, ni Esteban Chaves, a priori más favoritos que el holandés, habían dado muestras de inquietar en exceso su liderato. El Colle dell’Agnello era una de las grandes ascensiones de la pasada edición de la Corsa Rosa, por algo fue catalogada como Cima Coppi. El grupo de los favoritos, a excepción de Valverde que perdía medio minuto, coronaban el gigante Agnello entre paredes de nieve, un espectáculo majestuoso cruzando la frontera entre Italia y Francia. La mala suerte fue a parar a Kruijswijk en el descenso, ya que se precipitaba contra una de las paredes nevadas, mientras que Nibali se hacía con el triunfo en aquella jornada. El corredor de Lotto-Jumbo se despedía de la maglia rosa, no así del Giro donde finalmente acabó cuarto, fuera incluso del podio. Un amargo final para un ciclista que se veía a sí mismo en lo más alto del podio turinés.

Un año después no cabe duda de que Kruijswijk será uno de los referentes de esta edición del Giro de Italia. Se puede decir que se presenta en la salida de Cerdeña con una ambición máxima por triunfar en el Giro de Italia del Centenario y resarcirse de esas jornadas finales de tan mal recuerdo para él. Su capacidad como buen escalador y sus correctas prestaciones en la lucha contra el crono le convierten en un corredor completo sin destacar especialmente en ningún terreno. Su experiencia en la carrera rosa donde atesora tres Top 10 será también un punto a su favor,

Otra cuestión que queda por resolver son las prestaciones que puede desarrollar su equipo, el LottoNL-Jumbo en defensa de sus intereses. Corredores de mucha experiencia como su compatriota Tankink o el belga Van den Broeck tratarán de acompañar a Kruijswijk el mayor tiempo posible en las etapas clave. Estaríamo, en caso de triunfo de Kruijswijk, ante la primera victoria de un ciclista holandés en la centenaria historia del Giro de Italia. Erik Breunkink, en 1988, fue el que más cerca lo tuvo, siendo segundo por detrás de Andrew Hampsten.

Alberto Díaz Caballero


OUTSIDERS

Para explicar porque el Giro del Centenario lo acabará ganando un outsider lo primero que habría que justificar es porque no lo va a ganar ninguno de los tres grandes candidatos a la victoria final, esto es, Quintana, Nibali y Kruijswijk.

El colombiano, que ya ha ganado el Giro, tiene entre ceja y ceja desde hace al menos dos temporadas, conseguir el Tour, tanto que este año ha modificado su planificación inicial para correr el Giro… pensando en el Tour. Por ello es de suponer que el siempre calculador Nairo no va a desperdiciar ni un gramo de fuerza de más en una carrera que ya tiene y que le puede costar su gran objetivo del año. Eso, cuando corres contra corredores que se lo juegan todo a una carta, puede ser definitivo.

Por su parte, Nibali continúa con su errático camino. Sí, ha ganado el Tour de Croacia. Pero tuvo que recurrir a las bonificaciones del último día para derrotar a Jaime Roson. Muy desaparecido este año y con tantos kilómetros contrarreloj, hay al menos media docena de corredores que llegan mejor que él.

Y nos queda Kruijswijk. El corredor que probablemente habría ganador el Giro’16 si no se cae en el descenso del Agnel. Desde entonces, lesiones aparte, no hemos vuelto a ver ni un fugaz destello de lo visto hace un año. Demasiadas incógnitas para un corredor que no tiene un gran resultado con el que respaldar su candidatura.

Así las cosas, corredores como Geraint Thomas, líder del siempre potente Sky; su compañero Mikel Landa, tercero en 2015 o Thibaut Pinot, tercero en el Tour’14, parecen opciones más consistentes. El británico tiene a su favor los kilómetros contrarreloj y estar respaldado por el mejor equipo del mundo para grandes vueltas. El vasco es, probablemente y tras Nairo, el mejor escalador del Giro. En cuanto al líder de la FDJ se puede beneficiar de correr sin la presión del Tour, de su gran mejora en la lucha contra el reloj y de que llega en gran momento de forma. Cualquiera de los tres está, a día de hoy, en mejor disposición para el asalto a este Giro centenario.

Sergio Espada


¿Quién ganará el giro 2017?

View Results

Cargando ... Cargando ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *