,

Eloy Teruel, el emigrante olvidado

Eloy Teruel surgió de la pista, con éxitos en dicha modalidad en Campeonatos de España, en mayor medida, y del Mundo. Murciano y de 31 años, parecía que en Movistar había encontrado por fin el reconocimiento a su trayectoria, una forma de expresarse al primer nivel. Sin mucha oportunidad, en 2014 ha dejado el equipo español por una formación norteamericana, el Jamins-Hagens Berman, donde ha vuelto al primer plano tras ser cuarto en la contrarreloj larga del Tour de California, logrado entre grandes especialistas. 

Ante la inminente época de escasez en el pelotón español, llama la atención que un emigrante sea el único en destacar en aquella cronometrada de 20 kilómetros. Olímpico, su paso por el conjunto de Eusebio Unzué no fue todo lo provechoso que se podía esperar, tal vez debido al hecho de combinar la pista y la carretera, algo que complica la especialización en una de las modalidades.

En la carretera tiene amplia experiencia, pese a ello, aunque siempre en equipos menores como el 3-Molinos-Resort, el AMPO murciano o Nicolás Mateos, sin obtener grandes resultados. En 2006 realizó una buena contrarreloj en la Vuelta a Burgos, situándose 12º en la clasificación. Un año más tarde se colocó sexto en los Nacionales de la especialidad, siendo también séptimo en Ordizia. En Contémpolis (2008) se dejó ver entres los diez primeros en Alentejo y, de nuevo, en los Nacionales, celebrados en Talavera de la Reina (5º).

2009 fue un buen año para él. Consiguió ser tercero en la cronometrada de la Vuelta a Portugal, octavo en Torrelavega, ciudad que acogió los Campeonatos de España, y sexto en la etapa contrarreloj de la Bayern-Rundfahrt, en Alemania. Después centró su atención en la pista y unos años después volvió al pelotón profesional, con el fichaje por Movistar.

No tuvo un año para recordar, aunque no empezaría nada mal con el octavo puesto en una etapa (en crono, por supuesto) del Tour de San Luis. Sólo un espejismo, ya que más tarde no lograría resultados de postín. Sexto de nuevo en los Nacionales y el anuncio de su marcha en octubre a tierras norteamericanas, donde ha vuelto a la actualidad gracias a una buena actuación. La exhibición de Wiggins le quitó titulares, pero ahí queda su reivindicación. En Jamis de momento tiene un papel más protagonista que en Movistar, pese a que el equipo estadounidense no tiene una plantilla tan potente como la del español. El corredor más reconocido, Eloy aparte, es Juan José Haedo, sprinter argentino, ex del CSC de Bjarne Riijs, ganador de una etapa de la Vuelta a España en 2011.

L.S. Ph: Movistar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *