Fredrik Kessiakoff: "Es increíble ganar a Cancellara en una crono"

Un sueco venciendo contrarrelojes a Fabian Cancellara y Tony Martin o peleando la montaña del Tour a todo un Thomas Voeckler tras la búsqueda de una etapa que nunca llegaría. Llegó a la ruta desde el MTB, donde fue en varias ocasiones campeón de su país. De 32 años, Kessiakoff, además, presume de haber creado una marca de café. 

Eres de un país (Suecia) con poca tradición ciclista. Últimamente a excepción de Thomas Lovkvist o Magnus Backsted, pocos ciclistas de élite han aparecido. ¿Cómo surgió la idea de convertirte en profesional?

Fredrik Kessiakoff: En mis comienzos era corredor de MTB y en mi país tenemos mucho bosque, muchos parques naturales. Vivía cerca de uno de estos parques y me gustaba mucho la sensación de poder ir con mi bici donde quisiera. Así es cómo comenzó todo. Pronto me enfrenté a otros ciclistas y comparé y vi que tenía talento. En aquel momento me gustaban bastante más los deportes individuales que los de equipo y así empecé.

Tu primer equipo fue el Crescent. ¿Cómo fue la experiencia?

FK: Muy buena. La verdad es que nunca hemos sido un país muy ciclista, pero aquel era el mejor equipo de Suecia. Montaba en MTB, pero también en carretera. Fue muy positivo para mí estar en aquel equipo.

Después pasaste por varios equipos y diste con ‘Matxin’. ¿Qué puedes contarnos de trabajar con él?

FK: Cuando decidí centrarme en la carretera, me firmó Fuji-Servetto y fue una experiencia fantástica. Todo estaba muy bien organizado, estaba muy motivado, tuve buenos resultados… Estuve muy feliz allí y es una pena que ese equipo ya no exista. Espero que ‘Matxin’ pueda volver pronto con algún equipo.

El tema ha estado cerca, parece ser…

FK: Lo necesitamos y le necesitamos. El ciclismo le necesita.

Tu primera victoria fue en Austria y ante gente como Carlos Sastre. ¿Qué recuerdos conservas sobre esa carrera?

FK: Es algo que nunca olvidaré, ya que era la primera victoria que conseguía. Fue muy especial. Siempre dicen que después de ganar una vez viene una segunda y una tercera. Me encanta ganar, pero aquella fue la más especial con diferencia.

Y en la segunda batiste a Cancellara en su casa, en contrarreloj… 

FK: Fue genial, fantástico. No lo olvido tampoco, como tampoco olvido mi victoria en la Vuelta en Pontevedra. He estado durante mucho tiempo convenciéndome de que tenía capacidad para hacer algo así. No es algo que pueda hacer todos los días, pero si tengo un buen día, soy capaz de hacerlo, sin ninguna duda.

En la Vuelta estuviste en el podio como si aquello no fuera a durar, pero después ganaste. De hecho, los que estábamos por allí comentábamos sobre lo molesto que hubiese sido para ti perder aquella etapa después de tanto tiempo al sol.

FK: En aquel momento sólo pensaba en que estaba contento con mi actuación. Pasase lo que pasase lo iba a estar. Tenía buenas piernas y empujé en todo momento. Después los demás chicos no pudieron alcanzar mis tiempos. Cuando Contador quedaba por detrás en la cima del puerto ya pensé que la victoria era mía en un 95% de posibilidades. Sobre todo en la última parte sé que lo di todo y más y era imposible que me recortaran. Por suerte, pudo ser realidad.

¿Viniste a por la general de la Vuelta? ¿Qué pasó?

FK: Sí, pensaba en la general en la salida. Sabía que había tendría malos momentos porque acabé el Tour muy cansado y me costó recuperarme. El equipo me dio la posibilidad y algo dentro de mí me decía que no iba a ser capaz de hacerlo como esperábamos, pero nos dimos cuenta pronto. Ya en la tercera etapa vi que no era posible y decidí tomarme unos días de relax, tranquilo, para coger el ritmo de competición otra vez y pelear por algo. Tuve una oportunidad en la crono y la aproveché, así que estoy muy contento y me volví de la Vuelta con algo muy bueno.

¿Y en el Tour? ¿Quedaste contento con tu actuación?

FK: Sí, por supuesto. Yo sólo podía cambiar mi forma de correr, hacer las cosas de otra manera, pero no puedo cambiar la calidad ciclista de Voeckler. Estoy contento por la forma en la que corrí, por el buen estado que obtuve. Al final en la pelea por la montaña él fue mucho más fuerte que yo. Es un poco como comentaba sobre la contrarreloj. Yo puedo hacer mi trabajo. Después serán otros los que me superen o no. Estoy muy contento con mi actuación en el Tour.

Fue hermosa la batalla con el francés…

FK: Creo que dimos un buen espectáculo. Creo también que demostré que no se lo iba a regalar (el premio de la montaña). Muy contento, ya digo.

 Thibaut Pinot eligió un mal día para mostrarse al mundo o tú elegiste un mal día para llevarte una etapa, ¿no crees?

FK: Ese día intenté irme solo, pero no fue algo que buscara. Yo peleaba por los puntos de la montaña y me vi allí, nadie vino conmigo. Hice mucho camino en solitario y en algún momento pensé en que podía ganar, aunque no fue posible. Lo más importante al final es que lo intenté.

Volviendo un poco a tus orígenes, ¿cómo es el ciclismo en Suecia? ¿Se sigue mucho?

FK: Está creciendo, muy lentamente, pero lo está haciendo.

Y la última: ¿qué relación tienes con algún producto alimentario?

FK: He creado una empresa de café en Suecia. Es algo que tengo de momento un poco aparcado, pero que retomaré en el futuro. Kessia-coffe se llama.

 Realizada en septiembre 2012

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *