, ,

Jesús Montoya, sabor de Murcia

Corredor de baja estatura y ligero de peso, fue profesional entre 1987 y 1996 y se dio a conocer con su victoria en el Circuito Montañés’86, que le sirvió para ser “pro” en las filas del KAS. Allí fue gregario de Sean Kelly en la victoria del irlandés en la Vuelta de 1988. El año anterior venció una etapa en la ya extinta Vuelta a Cantabria. En 1989 pasó al Teka sin resultados destacables (3º en la Ruta del Sur). 

Después ficharía por el Seguros Amaya, donde ofreció sus mejores temporadas como ciclista completo. En la primera de ellas ganó el GP de Primavera, en Amorebieta y se impuso en la etapa de las Destilerías DYC de la Vuelta de 1991 ante Iñaki Gastón. Además, obtuvo puestos de honor en la Vuelta a Murcia, Asturias, Dauphiné Liberé, Burgos y fue tercero en la Subida a Urkiola.

En 1992 alcanzó su plenitud al ser subcampeón de la Vuelta, siendo líder de la misma durante 12 etapas. Fue una de las grandes ediciones de la historia de la carrera, en la que Montoya, tras ser segundo en la crono de Castellón a 9″ de Breukink, mantuvo un apasionante duelo en la montaña con Delgado y Rominger (que fue de menos a más por sus iniciales molestias en la rodilla) hasta que sucumbió en la crono del penúltimo día, en Fuenlabrada, donde el suizo le metió 1’49” y le ganó la carrera por 1’04”.

Otros resultados destacables de aquella temporada fueron un triunfo parcial en la Vuelta a Andalucía y un segundo puesto final, un cuarto en la prestigiosa París-Niza a 1’46” del galo Bernard y un tercer puesto en la Vuelta Asturias.

En su último año en Amaya, ganó la Subida al Naranco, junto a Rincón, fue top-ten en la Vuelta a la Comunidad Valenciana, Semana Catalana y la Volta. Volvería a brillar en la Vuelta. Se impuso en la etapa con final en Alto Campoo en solitario y finalizó la carrera 5º tras sus compañeros Lale Cubino y Rincón. Además, ganó el premio de la combinada.

Aunque sus mejores prestaciones las tuvo en este equipo, en el anterior, el BH, ganó tras una exhibición junto a su jefe de filas, Cubino, la asturiana Valle a los Valles Mineros contra los anfitriones del CLAS. También ganó la etapa reina de la Volta en Porte del Compte y fue quinto en Bicicleta Eibarresa, entre otras.

En 1994 fichó por el Banesto, obteniendo buenos resultados. Fue 2º en la París-Niza y lideró la carrera hasta que otra vez Rominger le ganó la carrera al vencer en la cronoescalada final al Col d’Eze. Además ganó una etapa en la Setmana Catalana y fue 2º en el GP Primavera. La temporada siguiente brilló en la Volta al ser 3º a 49″ de Jalabert y se proclamó campeón de España en ruta en Segovia, tras dar un recital y llegar a meta en solitario. Por otra parte, fue 5º en la Vuelta Aragón y décimo en el suizo Tour de Romandía.

Su última temporada como profesional, 1996, la corrió en el Motorola americano, ya con 32 años y cuando ningún equipo español quiso ficharle pese a lucir el maillot rojigualda. No obstante, fue sexto en País Vasco y octavo en Castilla y León.

Actualmente es propietario de varias plantaciones de cítricos en Murcia, de donde es oriundo y reside.

DANI FERNÁNDEZ

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *