, ,

Juan Martínez Oliver, los genes rodadores de Purito

Este almeriense fue profesional entre 1984 y 1994. Además de gran rodador, fue un estupendo hombre de equipo. Tiene parentesco con Joaquín ‘Purito’ Rodríguez. Obtuvo 10 victorias, tanto en escapadas como en cronos. Se inició en el ciclismo cuando su hermano le dejó su bicicleta al marcharse al servicio militar.

De esta manera se apuntó a la Escuela de Ciclismo de Almería y debutó como ciclista en 1975. Después, sus buenos resultados le hicieron fichar por el equipo aficionado de Fuenlabrada, que con sus victorias pudo profesionalizarse, dando nacimiento al equipo Dormilón en 1984. Estrenó su palmarés como “pro” en la Volta a Catalunya de 1985, tras rematar una fuga en Lérida. Al año siguiente ganó una etapa de la Vuelta Asturias con final en Llanes. En 1987 se impuso en el Memorial Manuel Galera.

Alcanzó su plenitud en 1988, en el Kelme. Su complexión le hizo casi imbatible en llano y en contrarreloj. De esta forma, ganó la etapa de la Vuelta con final en Ávila tras sentenciar otra fuga. Sorprendentemente se llevó la contrarreloj final del Tour de Francia en Santenay, batiendo a croners como Rominger o al vencedor de aquella edición, Pedro Delgado.

En 1990 fichó por el potente Banesto tras haber ganado el año anterior una etapa de la Vuelta a Murcia. Estuvo a punto de vencer una etapa del Giro, pero fue superado por el italiano, ya fallecido, Franco Ballerini. Regresó al Kelme dos años más tarde y perdió una crono de la Vuelta a Murcia por sólo 2″ ante Melchor Mauri. Después conseguiría sus últimas victorias en Portugal, donde ganó una crono en la Vuelta al Alentejo (se le escapó el triunfo final por 3″) y una etapa en solitario en la Vuelta al Algarve.

Pese a estas victorias, no fue renovado y en 1994 se dedicó a la pista con importantes logros. Fue bicampeón nacional y récord de España en persecución, de la Copa del Mundo en Pista (persecución, 1995) o campeón de España de puntuación en 1996, entre otros. Además, participó en los JJOO de Atlanta’96, donde obtuvo diploma olímpico tanto en persecución individual (5º), como en persecución por equipos (también 5º), junto a Joan Llaneras, Santos González y Adolfo Alperi.

Al retirarse, se dedicó a la dirección de equipos ciclistas (Jazztel-Costa de Almería o Andalucía-Paul Versan) y llegó a ser seleccionador nacional de pista en 1997.

DANI FERNÁNDEZ

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *