La rentabilidad del ciclismo

Lo es, es innegable. Y no pasa por su mejor momento. Pero no hay que obviar que otros deportes están atravesando muchos problemas. El mayor, en el caso del ciclismo, es la falta de credibilidad, que asusta a patrocinadores e inversores, que tienen miedo de verse envueltos de una muy mala publicidad que tarden años en revertir.

De lo que nadie duda es de la rentabilidad del ciclismo. Las empresas que deciden apostar por estar presentes en este deporte durante un tiempo tardan en irse si no es por mero desgaste o por algún escándalo de dopaje.

En fútbol hay deudas, sospechas administrativas y poca competencia. Cada vez más venta y menos compra. Nos referimos al ámbito nacional, por supuesto. Se ven precios muy elevados, estadios vacíos en primera división, escasa emisión en abierto de partidos. ¿Se imaginan la etapa reina del Tour en canales de pago tras haber podido ver el resto en abierto?

El baloncesto está recuperando el interés deportivo. En cambio, las audiencias ofrecen un dato poco alentador. El último Madrid-Barça fue visto por una media ligeramente inferior a los dos millones de espectadores. En horas muy bajas, una etapa como la del Angliru fue vista por una cifra bastante superior, acercándose màs a los dos millones y medio. Habría que estudiar mucho más a fondo las circunstancias en las que se vieron inmersas ambas competiciones, pero parece que el marco de división de audiencia provocada por la TDT ha perjudicado más de lo que parece.

El ciclismo se relaciona con el entorno, con la cultura en muchas ocasiones, de un lugar determinado. Es algo con lo que otros deportes no pueden competir.

Más noticias:

Valverde y el gen Zoetemelk

Hesjedal, mejor en las clásicas

Adam y Simon, los hermanos de Yates

La leyenda viva de Bahamontes

Cadel Evans, el camaleón 

Rubén Fernández, ¿el nuevo Beloki?

David Cañada, corazón de ciclista

Esteban Chaves, el talento de la montaña

Cómo frenar al mejor Alberto Contador

Los grandes días de Gilberto Simoni

Poblet, Edo, Mauri, Purito, Tondo: los grandes ciclistas catalanes

Vuelta 2014: La Muela de San Juan es la alternativa

¿Veto a Johnny Hoogerland?

Tom Boonen, el contrarrelojista

¿Cuál va a ser el corredor de 2014?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *