,

Los grandes días de Gilberto Simoni

Si no ha llegado a ser más mito de lo que fue ha sido porque el cénit de su carrera deportiva coincidió con el final del idolatrado Marco Pantani. Fueron muchas las instantáneas que nos regaló, tanto en la victoria como en la derrota. 

Giro 2000, Bormio.

Una etapa corta, pero gigante. En las rampas del Gavia se agitó el pelotón de los favoritos, pero no se terminó de romper. En el final de la bajada se adelantó junto a un pequeño grupo y les batió en meta. El día anterior, con meta en Selva di Val Gardena, fue batido por Rubiera tras haber llegado ambos escapados. Tras mucho pelearlo lograría su primer triunfo de etapa en el Giro, lo cual celebró exultante en meta. (ver video)

Vuelta 2000, Angliru
El líder de Lampre se instaló en una fuga que cobraría una gran ventaja. Sin mayor esfuerzo rodaría casi toda la jornada a cola de grupo, por lo que al llegar las primeras rampas del temido puerto asturiano, tomó la cabeza y no la abandonó hasta meta, coronado entre la niebla ante un espectáculo histórico entre Heras y Casero. (ver video)

Giro 2001, Pordoi

Sería en esta etapa cuando se coronaría como gran favorito. En la Marmolada encontró frente común con un mexicano desconocido y le regaló la etapa para alcanzar él la maglia rosa. Con la suspensión de la etapa reina, le restaba sólo una jornada para ganar de rosa, foto que gusta tener a los campeones. La tuvo que conseguir en Arona tras marcharse en solitario bajo la lluvia en el puerto más duro del día, Mottarone. (ver video)

Giro 2003, homenaje a sí mismo

Fueron tres semanas de auténtico paseo para Gibo. Tomó las riendas en Alpe di Pampeago, donde ganó con autoridad en recuerdo a la subida realizada en 1999 y en la que Pantani ahogó sus varios acelerones. En la etapa reina, con el rosa más que asegurado, buscó la exhibición, encontrando aliado en Dario Frigo. Su gran rival Garzelli se marchaba a más de ocho minutos. (ver video)

Loudenvielle, Tour 2003

Tras una primavera repleta de declaraciones fanfarronas entre Armstrong y él, el italiano tuvo que claudicar y demostró a las primeras de cambio que el peso del Giro se dejaba sentir. Aún así supo cambiar el chip y llevarse una victoria de etapa que le coronaba como ganador en las tres grandes. (ver video)

Giro 2004, Presolana

Fue su Giro más difícil. Camino de Falzes, su compañero de moda, Cunego, se aupó con la maglia, ejecutando una maniobra táctica perfecta por parte de Saeco. Fue tal el golpe para Simoni que no dejó de atacar a su compañero de forma despiadada. En el Gavia se agarró a los movimientos de Garzelli, pero camino de Presolana y con el Mortirolo como aperitivo, el anterior ganador del Giro se lanzó en un ataque suicida que no sentaría bien a un líder que conservó la calma en todo momento. (ver video)

Giro 2005, Sestriere decide

Se subía por primera vez un puerto de tierra llamado Finestre y con un perfil que empequeñecía a los mitos alpinos o pirenaicos. Con la clasificación comandada por el gris Savoldelli, el ataque de Simoni era inminente. En la última subida el líder recuperó gracias a los Lotto y salvó la carrera, pero faltó poco para que tanto Rujano como Simoni se hicieran con el triunfo final. (ver video)

Ph: Youtube

Más noticias:

Cómo frenar al mejor Alberto Contador

Tiago Machado, el eclipse del arco iris

Poblet, Edo, Mauri, Purito, Tondo: los grandes ciclistas catalanes

Vuelta 2014: La Muela de San Juan es la alternativa

¿Veto a Johnny Hoogerland?

Tom Boonen, el contrarrelojista

¿Cuál va a ser el corredor de 2014?

Indurain hace crack en Les Arcs

Óscar Pereiro, la moraleja del intento

Marcos García, el escalador invisible

Samuel Sánchez, épico en Sierra Nevada

Fundación Contador: nuevo equipo profesional

Arroyo, el ángel del Tour

Puerto de la Pandera, el puerto de Valverde

Entrevista a Juan Antonio Flecha

Roche, Martin y Giro, el año ciclista de Irlanda

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *