,

Navidad, ¿enemiga del ciclismo?

¿Podré perder todo el peso que obtenga en comidas y celebraciones en estas fiestas? ¿Debo ingerir un menú diferente al resto? ¿Puedo relajarme durante algunos días con la dieta? ¿Debo compensar en enero todos los excesos de esta semana para recuperar mi peso y la forma? Ante la inminente semana navideña surgen varias dudas para las personas que montan en bicicleta. En primer lugar, y pese a que la ingesta de alimentos sea excesiva y la tipología de los mismos en muchas ocasiones sea poco recomendable para la práctica deportiva, no hay por qué alarmarse. 

Una sola semana no es tiempo material para adquirir un peso excesivo e irrecuperable. El mero parón en la práctica ciclista ya va a provocar la ganancia en kilogramos. En cambio, mentalmente la desconexión nos vendrá muy bien, ayudando a recuperar las ganas de bicicleta, muy necesarias ahora que el invierno nos acompañará durante unos meses.

Incluso si en tus salidas no tienes un aliciente especial, con ese pequeño sobrepeso puedes encontrar la motivación necesaria al menos durante unas semanas. Un reto saludable que tampoco debe llevarnos a la obsesión. El peso, en una disciplina deportiva tan exigente como lo es el ciclismo y, sobre todo, en variaciones tan ‘pequeñas’, es cuestión de tiempo (dependiendo de la persona, muy poco) que vuelva a su valor original. Por tanto, no hay motivo para obsesionarnos en demasía.

Que haya aspectos navideños saludables no es excusa para realizar excesos, entendiendo por ello atentados graves contra la salud. Los deportistas lo son por convicción y no deben olvidar dónde están los límites. En el punto medio normalmente se encuentra la virtud, por lo que pese a que podamos permitirnos un respiro y un tanto de flexibilidad, no perdamos la perspectiva.

Disfrutemos, por tanto, de esta semana repleta de buenos deseos y voluntades.

BICI-TIENDA BLOG

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *