,

Replanteando el Giro de Italia 2017

Volvemos a presentar propuestas alternativas al recorrido, en esta ocasión hemos tratado de modificar las etapas de la última semana del Giro 2017. Seremos atrevidos, dentro de la idiosincrasia de la carrera transalpina, y buscaremos el más difícil todavía.

En primer lugar, la etapa de Bormio, en su diseño original es muy buena, pero siempre ha sido un sueño unir Gavia y Stelvio, y para aprovechar la vertiente de los tornanti de este último, el estreno de Umbrail sería en bajada.

Para la etapa con final en Canazei, es evidente que es un trazado raro, para escapadas, pero que un puerto cerca de meta le vendría muy bien, hemos elegido la combinación de Nigra con Costalunga.

El raid dolomitico de esta edición es quizás la etapa más extraña del recorrido original, muy corto y poco exigente para los cánones habituales, nuestra propuesta es más cercana a los clásicos del Giro, incluyendo Giau y Marmolada.

La etapa de Piancavallo es la etapa que más desentona, una etapa casi unipuerto esta fuera de contexto en la semana de etapas de alta montaña, para ello arriesgamos e introducimos un final por la vertiente de sterrato de Malga Brusada, para potenciar ataques muy lejanos.

Y para terminar, la etapa del Grappa necesita más chicha para ser la última oportunidad, por ello introducimos una vertiente de Bocca di Forca y otra diferente del mencionado Grappa, además de cambiar de vertiente de Foza.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *