Rui Costa: Árdenas, Tour y Mundial en 2014

El portugués firmó durante la última semana de agosto por el conjunto Lampre. Un buen fichaje, sin ninguna duda, con el que el portugués pretendía poder ser líder único de una escuadra y con el que los italianos pretendían mostrar por primera vez en muchos años un líder consistente para el Tour. 

Una vez consumado el fichaje, el ciclista aún de Movistar se presentó en el Mundial con la intención de estar lo más delante posible. La fortuna, la clase y ese duende que tienen los elegidos le llevaron a la victoria, lo cual le permitirá hacer gala de las barras multicolores horizontales durante doce meses.

Un premio a la apuesta de Lampre y un castigo a la falta de visión del equipo español. Sí, hay mucho gallo que le hace sombra y le relega. Pero tras tres etapas en el Tour y dos Tour de Suiza (entre otros) en sus vitrinas, ¿no ha demostrado merecerse la oportunidad de apostar por él? Algunos olvidan el ejemplo tan reciente de Nairo Quintana.

Ahora Saronni tiene ante sí un ilusionante reto. Desde que Rumsas hiciese podio en el Tour de 2002, ningún Lampre ha disputado el podio con garantías. Cunego obtuvo el jersey de mejor joven, pero sólo fue eso, un jersey. Nunca dio sensación de tener más dentro. Ahora el podio es posible. Al menos el intento. El talento para todo lo demás ya ha quedado más que demostrado. Para comenzar, Árdenas, Tour y Mundial serán sus tres grandes objetivos para 2014.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *