Vuelta 2017: un poco de todo y mucho Angliru

La Vuelta a España se ha presentado este jueves, en Madrid. Una vuelta que sigue con los mismos criterios que años anteriores en cuanto al número de finales en alto y en cuanto a kilómetros contrarreloj: muchos de los primeros (9) y una sola crono, no muy larga. Sin embargo, a esto se añade la presencia de varias etapas de media montaña con final en descenso.

1

Lo más significativo del trazado es la salida desde Francia, en Nîmes, con la ya clásica contrarreloj por equipos. Al ser corta, 13 kilómetros, no deparará grandes diferencias. En general, la primera semana es un cóctel perfecto donde hay sitio para todos: un par de etapas al sprint en Narbona y Tarragona, otro par de etapas para aventureros y quizá para los de la general (Andorra y Sagunto, con un par de “primeras” por el camino) y tres finales en alto: el estreno de la Ermita de Santa Lucía, en Alcossebre, y el retorno de Cumbres del Sol y Xorret de Catí. Sólo falta una etapa para escaladores puros, que llegará en la segunda semana.

3

El segundo bloque de etapas comienza con una llana que, en su tercio final, afronta la subida a Collado Bermejo para acabar, luego de descenderlo, en las instalaciones de El Pozo Alimentación. Será la jornada previa al primer final en alto exigente de la Vuelta, en el Observatorio de Calar Alto, epílogo de una exigente etapa de montaña que además del mencionado final en Calar, en su vertiente de Bacares, contará con la subida a Velefique, dos duros puertos de primera.

11

La etapa siguiente en Antequera verá el estreno del Torcal de Antequera, un puerto exigente con 7 kms al 7,4% y que se corona a 15 kms de meta. Tras este duro inicio de semana llegará una etapa llana que nos llevará hasta Tomares, justo antes de afrontar dos finales más en alto, en La Pandera y Sierra Nevada. Dos finales conocidos y acompañados, en el primer caso del estreno de una nueva vertiente del Alto de los Villares y en el segundo del Alto de Hazallanas, final de etapa en 2013 y colocado ahora como puerto de paso antes de subir a Sierra Nevada por Monachil.

15

La tercera semana comienza con un gran traslado al norte donde se vivirá un fin de fiesta muy exigente. Una contrarreloj el primer día y la llegada a Madrid el último serán las únicas etapas sin dificultades montañosas. Tras la contrarreloj, algo más larga de lo habitual, se estrena el final en alto de Los Machucos (9 kms, con zonas hasta el 24%) antes de encarar otra etapa de media montaña en Cantabria con final en Santo Toribio, que recuerda a aquel final en Fuente Dé donde Contador le “robó” la Vuelta a Purito. Al día siguiente se llega a Gijón en otra etapa de media montaña, con varios puertos clásicos y no muy duros, excepción hecha del último de ellos, San Martín de Huerces, que se corona a 15 kms de meta.

17

Y para concluir una reedición de la etapa que estrenó el Angliru en 1999, con los tres últimos puertos (Cobertoria, Cordal y Angliru) muy seguidos. Una etapa que acabará por determinar la general antes del paseo por Madrid.

20

En resumen, un recorrido que mantiene el esquema de otros años pero en el que se añaden etapas de más difícil control y que pueden dar lugar a un mayor espectáculo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *